Cancilleria

InicioHome_Mobile

En los archivos de la Cancillería: Correspondencia del político federalista y panameño, Justo Arosemena en la Legación de Francia en 1874

1/04/2021
En los archivos de la Cancillería: Correspondencia del político federalista y panameño, Justo Arosemena en la Legación de Francia en 1874
Carta de Justo Arosemena al secretario del Interior y Relaciones Exteriores de Colombia, fechada el 31 de marzo de 1874.

 

Dentro de la historia intelectual colombiana, el siglo XIX es uno de los períodos más importantes para estudiar la búsqueda de la configuración de un Estado nacional, y el aporte hecho por diversos individuos para lograr una soberanía y un desarrollo comercial en el territorio legado por Colombia.

Uno de estos intelectuales es precisamente el señor Justo Arosemena, considerado por una parte de la historiografía como «el ciudadano panameño más relevante del siglo XIX». Este individuo, fue un incansable diplomático e historiador, que se dedicó a buscar la autonomía política de Panamá y representar a los Estados Unidos de Colombia en diversas misiones diplomáticas de suma importancia para el país. De esta forma, Justo Arosemena fue elegido presidente de la Convención Nacional de Rionegro por la que se dio vida a una nueva constitución política colombiana en 1863.

Así fue nombrado el primer presidente del Estado Soberano de Panamá y con el triunfo del federalismo en Colombia, Arosemena viajo a diversas misiones diplomáticas representando al país para defender los intereses del istmo y buscar con la construcción del canal interoceánico, para que este territorio y el país finalmente se conectaran con el circuito comercial en el mundo.

Por la persecución de esta ambición, Arosemena estuvo radicado en Francia e Inglaterra muchos años informando al gobierno de Colombia sobre los avances del proyecto del canal y como avanzaban las discusiones en dicho país, para apoyar el proyecto que estuvo inicialmente adjudicado a los franceses, pero que durante estos años se encontraba frenado debido a la complejidad del proyecto, al déficit fiscal y al coste de las guerras que los estados tenían con sus vecinos en Europa.

 

Correspondencia de Justo Arosemena en Francia e Inglaterra 1874.

 

Las gestiones de Arosemena y otros diplomáticos que ocuparon este cargo lograron que los franceses apoyaran la empresa del canal, por lo que a finales de esa década la empresa de Ferdinand de Lesseps hizo importantes avances en la construcción del paso interoceánico. También durante la década de 1881, su labor fue muy importante para la construcción de un ferrocarril en el istmo lo que llego a un buen final, cuando se construyó la línea férrea por parte Compañía Universal del Canal Interoceánico de Panamá.

No obstante, las tensiones políticas de Colombia y la promulgación de una nueva constitución centralista hicieron que Arosemena se distanciara de los intereses políticos de la presidencia de Rafael Núñez y se dedicara durante los últimos años de vida a escribir sobre la importancia de Panamá para el escenario mundial y a radicalizar sus puntos ideológicos, sobre una posible independencia del istmo del régimen político que en ese momento regía la nación colombiana.

Finalmente, Justo Arosemena no vería cristalizar sus ideales y visión del canal interoceánico debido a que murió en la ciudad de Colón de Panamá en 1896. Sin embargo, su legado dejo profundas raíces en la nación panameña, dotándola de muchos referentes para su posterior independencia de Colombia que sucedió a finales de la Guerra de los Mil Días (1899-1902) en que el régimen centralista colombiano, finalmente triunfó sobre el ideario Federalista del cual Arosemena fue uno de sus principales ideólogos y artífices.

 

Boton aumentar tamaño de letra Boton disminuir tamaño de letra Boton Contraste